Nunca pensé que mi vida estaba condicionada por limitaciones inconscientes, más bien pensaba que todo lo que hacía y decía en mi vida, lo hacía en plena conciencia, pero para mi sorpresa, no ha sido así. A través de muchas circunstancias que he ido viviendo en estos últimos años, y algunas de ellas difíciles, he tomado conciencia de que he vivido y vivo dormida. Nunca entendía, por qué habían situaciones que se me repetían una y otra vez año tras…