Querido Dolor

 

Querido dolor, por si no te has dado cuenta, no te he invitado a entrar en mi vida; te he cerrado la puerta.

Cada vez que lo haces, me dejas sin respiración y un sudor frío recorre mi corazón.

Me asusta el simple hecho de sentirte, de palparte, de conocerte, de respirarte.

¿Por qué insistes una y otra vez en venir a mi encuentro, si lucho una y otra vez, para que te olvides de que existo en este mundo incierto?

Por más que aprieto mis manos y cierro mis ojos, te encuentro en cada mal momento vivido, en cada mal momento rechazado, tapado; el cual creía olvidado.

No quiero que ni siquiera te acuerdes de que existo; ni de mi nombre, ni mi presente y pasado.

Apareces con nombres diferentes, engañosos, en los cuales nadie me ha enseñado a vivirlos, a cruzarlos, a sentirlos pese al miedo que me produce nada más pensarlos.

¿Por qué se da tanto énfasis en esta vida, a ser un experto en materias, conocimientos matemáticos, sino me han enseñado a conocerme a mí misma y a saber gestionar mis emociones y fracasos?

Puedo estar un día eufórica de alegría y al mismo tiempo hundida en lo más profundo de mis pensamientos más humanos.

Sin darme cuenta he estado huyendo de mi propia vida, creyendo que así curaba mis heridas y tapaba mis llantos.

La vida que tanto me ama y me ha amado, ha venido una y otra vez a mi encuentro, para enseñarme a vivir, lo que nadie me había enseñado.

Que mis emociones están ahí para ser vividas, para cruzarlas y sentirlas, sin armaduras ficticias y en la mejor compañía que nadie se ha imaginado.

Nuestra propia vida; infinita, cálida, que nos abraza y ama, sin pedir nada a cambio.

2 comentarios en «Querido Dolor»

  1. ¡Ay Puri! Qué identificada que me siento leyendo tu post. Estas palabras tuyas justo ayer al regresar de casa de mi mamá las pensaba en mi interior 🙁 ¿Se puede estar feliz y muy triste a la vez? Se puede, justo en aquellos momentos en los que piensas que la vida es muy injusta… «Puedo estar un día eufórica de alegría y al mismo tiempo hundida en lo más profundo de mis pensamientos más humanos».
    Sigue escribiendo siempre amiga mía 😘

    Responder
    • Querida amiga, los momentos hay que vivirlos y aún más nuestras emociones, las cuales quieren y desean aflorar. Que no te de miedo abrir la puerta a cada uno de ellos. Conseguirás saber qué hay detrás y podrás vivir en completa paz y libertad. Sabes que te quiero y que para mí eres muy especial. 🙂

      Responder

Deja un comentario